La historia rebuscada de los Reyes Majos

Cada 5 de enero es día de cabalgatas en una gran parte del planeta. Niños y mayores andan nerviosos todas las navidades esperando a que llegue este día. Por la noche y tras haber disfrutado de la cabalgata, recogido los caramelos que han sido lanzados desde las carrozas y haber cenado; los más pequeños se van a dormir bien temprano, sabiendo que al día siguiente, al despertar, encontraran regalos que les habrán dejado los “Tres Reyes Magos de Oriente”…

Pero… ¿realmente eran Tres? ¿eran Reyes? ¿eran Magos? ¿eran de Oriente?

Pues la verdad es que nadie se pone de acuerdo sobre estas cuestiones. Busques donde busques encontraremos un sin fin de respuestas diferentes y es que casi todas ellas fundamentadas. Al no ser la Biblia un libro con una “fiabilidad” del 100% hace que nos encontremos que en las Santas Escrituras hayan continuas contradicciones en muchísimos acontecimientos ahí relatados. He rastreado la red para poder encontrar respuesta al origen de “Los Tres Reyes Magos de Oriente” y aquí os traigo un resumen de lo más interesante, curioso y fiable que he encontrado:

En la entrada de Wikipedia dedicada a los Reyes Magos, entre otras muchas cosas, nos explican la historia más difundida sobre esta tradición:

(…)Vinieron de Oriente, en número de tres, y que iban guiándose por una estrella (celebérrimamente conocida como La estrella de Belén) que les condujo hasta Belén. Allí buscaron al Niño Jesús recién nacido y le adoraron, ofreciéndole oro (representando su naturaleza real, como presente conferido a los reyes), incienso (que representa su naturaleza divina, empleado en el culto en los altares de Dios) y mirra (un compuesto embalsamador para los muertos, representando el sufrimiento y muerte futura de Jesús). Antes de llegar, encontraron al gobernador Herodes el Grande en la ciudad de Jerusalén, quien astutamente les conminó a que, de regreso, hablaran con él para darle noticia del sitio exacto donde se encontraba dicho niño; y, así, poder ir él también a adorarle. En realidad, lo que quería era darle muerte, por eso ordenó la Matanza de los Santos Inocentes.(…)

En el blog Sueños de Azul , su autor, titula uno de sus post: “Los tres Reyes Magos que no eran tres, ni eran reyes, ni tampoco estuvieron en el pesebre” y en él nos destripa con grandes razonamientos cuales son las “contradicciones” que ha encontrado en la Biblia respecto a este tema:

(…)“Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos” – Mateo 2:1 La Biblia hace mención de unos “magos” (en el idioma original, “μάγος,” que se usaba también para referirse a sabios), no “reyes magos.” No hay mención de que fueron tres. No hay mención de raza alguna. Ni siquiera nombres. La próxima vez que les mencionen los nombres de Melchor o Gaspar, indaguen de dónde proviene eso. Si les contestan que está en la Biblia, ya saben que no es así. Del mismo modo, los reyes magos tampoco estuvieron en el “nacimiento” como se acostumbra representarles. “Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron…” – Mateo 2:11 La palabra clave es “casa.” No dice “establo.” El motivo por el cual encontraron al niño en su casa fue porque habían transcurrido por lo menos dos años después de su nacimiento. “Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos.” – Mateo 2:17 (…)

Algunos incluso dicen que no eran tres, sino que muchos más. Como aseguró Jas Elsner, profesor de Historia del Arte de la Universidad de Oxford y que he podido encontrar en un artículo de Clarín.com :

(…)En distintas investigaciones se puso la lupa, por ejemplo, en la cantidad. ¿Eran tres? Jas Elsner, profesor de Historia del Arte de la Universidad de Oxford, expuso su teoría: “Se cree que eran tres porque los regalos que entregaron fueron tres: oro, mirra e incienso, elementos que en esa época tenían un valor altísimo”. Pero, en realidad, eran 12 o incluso se dice que 60.(…)

En una recopilación sobre “Curiosidades de la Navidad” en la web GuíaACTIV nos explican varias cosas sobre el origen y procedencia de los Reyes he incluso sobre los presentes que le llevaron a Jesús:

(…)- Melchor, blanco y con barba rubia, representaría a Europa – Gaspar, moreno y de barba negra, sería el mensajero de Asia – Baltasar, el popular rey negro, personificaría al continente Africano.(…) (…)Oro, Incienso y Mirra Sabemos que los Reyes Magos en su viaje a Belén portaban oro, incienso y mirra pero, ¿porqué estos regalos, cuál es su simbología?: Oro: Este precioso metal representaba, como no podía ser de otra manera, la riqueza y el poder de aquel niño al que adoraban, era pues, una manera de dar a conocer que había nacido el más grande, el rey. Incienso: El cristianismo lo usa tradicionalmente como símbolo de adoración a Dios, por lo que al entregarlo como presente, quisieron dar a entender que le reconocían como al Dios verdadero. Mirra: Este precioso bálsamo, se confunde con las lágrimas, y representa el dolor y la capacidad humana del niño dios.(…)

Guillermo Urbizu en su blog nos relata y explica en su entrada “Lo que nadie sabe de los Reyes Magos” la condición de éstos de “Poetas” y nos describe sus formas de ser:

(…)Melchor, Gaspar y Baltasar eran poetas. Lo cual no es de extrañar, dada su afición a pasar horas y horas contemplando la inmensidad del cielo y a calibrar el alma de los hombres. Lo que casi nadie sabe es que los tres ya se conocían antes del asunto de la gran estrella. Aquella que descubrieron casi al mismo tiempo y que les llevaría ante la presencia de la eternidad: Dios hecho niño. El caso es que se conocían por asuntos de libros, de los pergaminos y rollos de entonces. Poseían tres de las mejores bibliotecas de aquella época. Era tal su pasión que llegó un momento en que dejaron de lado a intermediarios y mensajeros, e incluso a los siempre beneficiosos espías. Y comenzaron a cartearse entre ellos.(…) (…)Gaspar era un hombre de extremada sensibilidad y le daba más por lo lírico. Su cántico causaba una gran emoción en quien le leía o escuchaba, y se centraba mucho en la naturaleza, en la belleza de la luz cuando jugaba al escondite con las cosas. Melchor y Baltasar le admiraban. Gracias a su poesía ese intercambio epistolar fue haciéndose más íntimo, se fue llenando de confidencias y ahondamientos. Se contaban sus anhelos más profundos, sus deseos más rotundos. Eran ya amigos.(…)

En un artículo de Ociototal nos indica que posiblemente la estrella que los condujo a Belén fue el “Cometa Halley” e incluso que los Reyes fueron tentados en alguna ocasión por el mismísimo Satanás:

(…)Otro de los enigmas de los Reyes Magos más estudiados es la naturaleza del brillante astro que les condujo hasta el pesebre de Jesús. Para muchos autores no era sino un cometa o meteoro luminoso. Hay quien mantiene que pudo tratarse del cometa Halley. Kepler, en 1606, afirmó que pudo nacer de la conjunción triple de dos planeta, Saturno y Júpiter, en la constelación de Piscis. (…) (…)Por último, en la biblioteca de la Universidad de Salamanca se encuentra un curioso códice del siglo XV, titulado Historia de los Reyes Magos. Plagado de citas del Antiguo Testamento, relata la trayectoria de estos durante y después de la adoración. Destaca el episodio de las tentaciones que sufrieron los tres Reyes a cargo de Satanás.(…)

Y finalmente la entrada que les dedican en el Fotolog “a_mon_seul_desir”: “DE CÓMO LLEGARON A COLONIA, LAS RELIQUIAS DE LOS REYES MAGOS” en la cual nos explican de una manera entretenida y eficaz el porqué los restos de los Tres reyes Magos se hallan en una urna de la Catedral de Colonia:

(…)En 1164, el emperador alemán Federico Barbarroja, después de invadir con su ejército la ciudad de Milán, se apropió de las Reliquias de los Reyes Magos y las regaló a la ciudad de Colonia. Eran las mismas que fueron trasladadas desde la Tierra Santa a Milán. Miles de peregrinos empezaron a llegar a Colonia para ver el rico tesoro de los legendarios Reyes Magos. Así, en 1248 inició la construcción de una catedral que estaría a la altura de tal tesoro, la de Colonia. Hoy, dicha catedral es uno de los monumentos góticos más impresionantes de Europa cuya construcción duró más de 600 años. Un detalle particular y muy original es que, la torre no está rematada por una cruz, sino por una estrella.(…)

En resumidas cuentas, espero que esta entrada os haya despertado la curiosidad por saber más cosas sobre los Tres Reyes Magos de Oriente. En cierta ocasión recibí un Powerpoint que explicaba un montón de curiosidades y una de ellas era sobre el “Por qué le regalaron Mirra al niño Jesús”. Me ha parecido interesante y os la pongo:

¿Sabías que Los Reyes Magos ofrecieron al Niño Jesús mirra porque el Niño era hombre? Iba a morir joven y su madre necesitaría mirra para ungir el cadáver. Le ofrecieron oro porque el Niño era Rey e incienso porque el Niño era Dios.

Espero les guste

20140106-173338.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s